Buñuelos de viento

Hoy os traigo una receta típica de estas fechas de Pascua, aunque también se suele preparar para la festividad de Todos los Santos. Se trata de los buñuelos de viento, un dulce tan antiguo que su preparación se remonta al siglo XVI. Existen muchas variedades de buñuelos: dulces, salados, con crema, con limón, con miel, con canela…

buñuelos

La verdad es que en casa nunca hemos tenido la costumbre de comprar buñuelos, pero si me los ponen delante nunca digo que no. Este año he querido prepararlos por primera vez en casa y el resultado ha sido más que satisfactorio. Han quedado riquísimos y volaron en pocas horas.

Vamos con la receta.


Ingredientes:

  • 200 gramos de harina
  • 5 huevos
  • 50 gramos de mantequilla
  • Medio litro de leche
  • La corteza de un limón
  • Azúcar para rebozar los buñuelos
  • Un vaso pequeño de agua
  • Una pizca de sal
  • Aceite para freír

Preparación:

1. En un cazo ponemos la leche, el agua y la mantequilla hasta que se derrita. Le añadimos una pizca de sal y la corteza del limón

mantequilla

2. Cuando la leche entre en hervor le agregamos la harina de golpe. En este momento, bajamos el fuego y removemos muy bien toda la mezcla

harina

3. Seguimos removiendo hasta que veamos que la masa se separa por completo de las paredes del cazo. En este momento, dejamos de remover, apagamos el fuego y dejamos que la masa se entibie

paredes

4. En un bol, batimos los 5 huevos y los añadimos poco a poco y sin parar de remover a la masa tibia que todavía tenemos en el cazo

huevo

5. A partir de aquí toca batir, manualmente o con la ayuda de la amasadora, hasta conseguir una masa homogénea.

IMG_4602

¿Cómo saber cuándo la masa está en su punto?

6. Se sabe que la masa está bien ligada cuando está a punto “pico de pato”. Para comprobarlo, cogemos una porción de la masa con una cuchara y dejamos caer la masa. Si al caer dibuja la forma de un pico de pato es que la masa está a punto

IMG_4611

7. Ponemos el aceite a calentar y cuando esté bien caliente, con la ayuda de una cuchara tomamos la medida para ir formando los buñuelos. Es importante que no se llene la sartén, ya que los buñuelos acostumbran a crecer en el aceite. Cuando veamos que están bien dorados los sacamos del aceite y los depositamos sobre un plato con papel de cocina para que absorba todo el aceite sobrante

freir

8. Antes de que se enfríen del todo, rebozamos los buñuelos en azúcar. Si se prefiere, se puede hacer una mezcla de azúcar y canela para rebozarlos

IMG_4622

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s